Protección Catódica

La Protección Catódica es un método efectivo a corto y largo plazo para el control y prevención de la corrosión.

Es un método de protección activa tanto para metales desnudos como metales con revestimientos. Las pinturas y revestimientos (protección pasiva) son un método de barrera contra la corrosión que sufre una degradación y pérdida de eficacia con el tiempo.

Tipos de protección catódica

ÁNODOS DE SACRIFICIO

La protección catódica por ánodos de sacrificio se fundamente en la creación de una pila galvánica en la que el metal a proteger actúe forzosamente de cátodo. Consta de una fácil instalación y requiere de un bajo mantenimiento, esta modalidad de protección catódica distribuye la corriente de manera uniforme y no necesita de una fuente de corriente externa.

CORRIENTE IMPRESA

La corriente impresa es la alternativa a los ánodos de sacrificio, es el otro tipo de protección catódica, consiste en conectar el metal a proteger al polo negativo de una fuente de alimentación de corriente continua, pura o rectificada, y el polo positivo a un electrodo auxiliar. La corriente impresa permite un elevado grado de voltaje, lo que requiere un mayor suministro eléctrico y es idóneo para estructuras mal revestidas.

Contacta con nosotros sin compromiso, nuestro equipo de profesionales te asesorará.
Somos especialistas en anodos de magnesio, anodos de zinc y anodos de aluminio.
Ir arriba