Protección catódica para barcos

El agua del mar, por su concentración salina, resulta muy agresiva para las estructuras metálicas que se encuentran sumergidas en ellas debido a la creación de micro células galvánicas en el casco del barco. Por ello, la superficie de los cascos de los barcos, las aspas y los timones al estar mojados sufren continuos problemas de corrosión.

A pesar del uso de pinturas específicamente diseñadas para evitar la corrosión en barcos, el continuo contacto con el agua salada hace que se requiera protección catódica para asegurar un mantenimiento óptimo en las embarcaciones, es decir, en los cascos, aspas y timones del barco.

En IR Corrosión estamos especializados en aplicar el mejor sistema de protección catódica para que la corrosión no afecte ninguna parte del barco que corra el riesgo de ser afectada por este problema.

Contacta con nosotros sin compromiso, nuestro equipo de profesionales te asesorará.
Somos especialistas en protección catódica para evitar la corrosión en barcos.
Ir arriba