Tipos de Protección Catódica

La protección catódica es un método para el control de corrosión basado en la eliminación de alguno de los elementos de la celda de corrosión.

Ánodos galvánicos:

Consiste en la creación de una pila galvánica en que el metal a proteger actúe forzosamente de cátodo (polo positivo de la pila), mientras que el metal anódico se “sacrifica”, o sea que se disuelve en el medio. Como el metal más comúnmente utilizado en la práctica por su bajo precio y alta resistencia mecánica es el acero, los metales que se puedan conectar a él y que deben tener un potencial más negativo quedan reducidos en la práctica al zinc (Zn), aluminio (Al), magnesio (Mg) y a sus aleaciones.

VENTAJAS

  • Fácil instalación
  • Bajo mantenimiento
  • Uniforme distribución de corriente
  • No necesita fuente corriente externa

LIMITACIONES

  • Baja corriente suministrada
  • Ineficientes en ambientes de alta resistividad

• Corriente Impresa:

Consiste en conectar el metal a proteger al polo negativo de una fuente de alimentación de corriente continua, pura o rectificada, y el polo positivo a un electrodo auxiliar (ánodo). Este sistema se conoce con el nombre de protección catódica con corriente impresa.

VENTAJAS

  • Amplio rango de voltaje y salida de corriente
  • Efectivo para estructuras desnudas o mal revestidas
  • Efectivo en ambiente de alta resistividad

LIMITACIONES

  • Requiere mayor mantenimiento
  • Coste por suministro eléctrico continuado
  • Puede causar interferencias por corrientes vagabundas
  • Daños por sobre protección en el revestimiento
Últimas entradas